#Seguridad Ocupacional – #Herramientas Eléctricas – CAUSAS DE ACCIDENTES

• Uso de disco/ broca incorrecto para la tarea.
• Enchufes deteriorados o inexistentes.
• Someter al disco a velocidades mayores a las recomendadas por el fabricante.
• Montaje incorrecto del disco.
• Fallas del casquete protector.
• Aumentar el diámetro de la perforación inclinando la herramienta.
• Carcasa metálica mal aislada.

 

#SeguridadVial – Conducir con Niebla

Evite conducir con niebla. Es decir que, si usted tiene información previa de que la ruta a seguir está afectada por intensa niebla, postergue la salida, o elija otro camino, si puede.

Si la niebla lo sorprende durante la conducción:
• Encienda las luces bajas y las “antiniebla” si las tiene.
• Aminore la velocidad.
• No use las luces altas ya que reflejarán en las gotas de vapor y verá menos.
• Use el limpiaparabrisas y el desempañador para mejorar la visión.
Si la niebla es muy espesa, además de las ya mencionadas:
• Encienda las luces intermitentes de emergencia (balizas).
• Aminore “sustancialmente” la velocidad.
• Prepárese para frenar ante un vehículo detenido, nunca para sobrepasarlo.
• Salga de la calzada en cuanto pueda.
• Estacione en un lugar seguro hasta que la niebla se disipe.
• Nunca se detenga en la calzada.
FUENTE: Luchemos por la Vida

#Salud – INTOXICACIONES – Ingesta

Las intoxicaciones son aquellas situaciones de emergencia que se producen como consecuencia de la entrada de tóxicos en el organismo.

INGESTIÓN: por la comida y bebida.
Las manifestaciones clínicas van a ser:
• Alteraciones digestivas (náuseas, vómitos, dolores abdominales de tipo cólicos, diarrea, etc).
• Alteraciones de la conciencia (disminución o pérdida).
• Alteraciones Respiratorias y cardíacas.

Se pueden presentar signos característicos según el tipo de tóxico:
• Quemaduras en los labios, lengua y alrededor de la boca, si la víctima se ha intoxicado con productos químicos.
• Respiración rápida y dificultosa.
• Convulsiones si la intoxicación se debe a excitantes del Sistema Nervioso Central.
¿Qué hacer?
1. Tratar de identificar el tóxico: anotar su nombre comercial y el de las sustancias que lo componen, cantidad ingerida y tiempo transcurrido.
2. Llamar al Instituto Nacional de Toxicología.
3. Neutralizar el tóxico: dando de beber agua, leche o agua albuminosa (6 claras de huevos diluidos en 1 litro de agua), si la víctima está consciente.
4. En el caso que se conozca el tóxico y se disponga del antídoto específico, entonces lo usaremos previa confirmación facultativa.
5. Vigilar los signos vitales de forma frecuente y, si son necesarias, iniciar las maniobras de reanimación.

¿Qué NO se debe hacer?
• Si el trabajador ingirió ácidos o bases fuertes. El vómito causaría más daños al volver a pasar el cáustico por el esófago hacia arriba.
• Si ingirió petróleo o algunos de sus derivados. Al vomitar, el trabajador puede inhalar vapor al interior de sus pulmones y producirse una neumonía.
• Si la victima está inconsciente o semiconsciente, pues el contenido del vómito puede introducirse en sus pulmones.
• Si el trabajador intoxicado presenta convulsiones.
• Si padece problemas cardiacos.

#Seguridad Ocupacional – #Riesgos de corte

¿Está concentrado en lo que está haciendo? La falta de concentración es una de las causas que pueden exponerlo al riesgo de cortes. No crea que conoce tan bien su trabajo, que puede efectuarlo casi de memoria, pues si pierde la concentración en la labor, usted se expone a sufrir un accidente.


PREVENCIÓN
• Revisión periódica de dispositivos de bloqueo y enclavamiento.
• Empleo de elementos auxiliares.
• Usar elementos de protección personal.
• Generar procedimientos de trabajo.
• Selección y cuidado de herramientas manuales.
• Entrenamiento.

#SeguridadVial – NIÑOS SEGUROS DENTRO DEL AUTO: Una silla para cada tamaño.

Sistemas de Retención Infantil (SRI)

Existen diferentes modelos de asientos para bebés y niños pequeños que se adaptan a su tamaño y condiciones físicas. Es muy importante elegir el modelo adecuado y colocar al niño correctamente sentado y correctamente sujetado a la silla, con los cinturones de la misma, y ésta, bien fijada al vehículo con el cinturón de seguridad o con el sistema de anclaje de SRI con que cuente el mismo.

  • Sillas infantiles Grupo 0 – Para bebes de 0 a 9 meses aprox., menos de 10 kilos. Estas sillitas deben colocarse mirando hacia atrás.

  • Sillas infantiles Grupo 0 y 0+ –  Para bebés de hasta 13 kilos. La colocación de esta sillita será siempre en sentido contrario a la marcha, y en el asiento trasero. El sistema protege al bebé a través de unos arneses dispuestos en la propia silla, que va anclada al vehículo.

  • Sillas infantiles del grupo I – Para chiquitos de 9 a 18 kilos. El niño va sujeto a la silla a través de un arnés, y ésta al vehículo, permitiendo su colocación en ambos sentidos de la marcha. Es muy importante ajustar la silla a medida que crece el niño, y evitar que los arneses queden flojos, así como la instalación con el cinturón. Este grupo puede adquirirse con anclaje Isofix. En este grupo se recomienda llevar al niño en sentido inverso a la marcha y siempre en el asiento trasero, lo que es obligatorio para la legislación argentina.

  • Sillas infantiles del grupo II – Para chicos de 15 a 25 kilos. En esta etapa los niños deben viajar en sus butacas y los mayorcitos pueden usar el cinturón del auto, pero deben sentarse sobre un elevador o almohadón (booster seat),  para que la cinta del cinturón les quede en la cadera y no en la parte alta del abdomen y la banda superior le pase por la mitad de la clavícula. El elevador con respaldo permite adaptar el recorrido del cinturón de 3 puntos a los sistemas de retención, utilizando el cinturón de seguridad del vehículo para sujetar al niño. Con este sistema el niño puede viajar en sentido de la marcha. De acuerdo a la legislación de la Ciudad de Buenos Aires, deben viajar en el asiento trasero si son menores de 12 años, lo cual es siempre es más seguro.

  • Sillas Infantiles del grupo III –  Para niños de 22 a 36 kilos. El asiento elevador pone al niño en posición para que pueda utilizar el cinturón de 3 puntos del vehículo con total seguridad. Se coloca en el sentido de la marcha, tanto en plazas traseras como delanteras, esto último a partir de los 12 años según la legislación local. Es recomendado utilizar un elevador con respaldo (grupo II) hasta que el pequeño mida 1,35 metros, si el sistema lo permite.

FUENTE: LUCHEMOS POR LA VIDA.

#TrabajoSeguro – #Control de Incendios

¿Cómo se clasifican los fuegos?

A ⇒Combustibles sólidos que dejan cenizas.
B ⇒Combustibles líquidos y gaseosos.
C ⇒Artefactos o instalaciones eléctricas.
D ⇒Algunos metales y productos químicos reactivos.
K ⇒Aceites Vegetales.
AGENTES EXTINTORES:
Agua ⇒A
Espuma ⇒A – B
Polvos químicos secos ⇒A –B – C
Halón ecológico ⇒A- B – C
C02 ⇒B – C
Polvos especiales ⇒D -K

 

#SeguridadVial – NIÑOS SEGUROS DENTRO DEL AUTO: ¿Cómo llevar los niños en el automóvil?

Cada cual con su silla especial ¿Para qué?
Para salvarles la vida en caso de accidente. Cuando mamá, papá y el bebé viajan en el auto, aunque no lo sientan, están desplazándose a la misma velocidad que el vehículo y al unísono con él. Pero, en caso de una detención brusca, todo lo que no se encuentra atado dentro del auto seguirá su viaje hacia adelante y sólo se detendrá cuando choque contra algo (puede ser la parte delantera del coche, el parabrisas, el asfalto, etc.). Cualquiera puede haber experimentado una leve sensación de lo que estamos hablando, en cualquier frenada algo fuerte. Entonces, la cartera que viajaba apoyada sobre el asiento se cae al piso o la bolsa con bebidas se vuelca.

Pero ¿qué sucede en un choque a 50 Km/h?
El auto se frena contra el obstáculo Y los cuerpos de los ocupantes del vehículo, siguen moviéndose hacia adelante a la velocidad que el auto traía hasta ese momento, impulsados por una fuerza enorme, que equivale a 40 veces el peso de cada persona, desplegada en la desaceleración instantánea. Si no están atados, golpearán contra la parte delantera del automóvil y contra el parabrisas. Y los ocupantes de los asientos traseros, si los hubiere, serán impulsados con esa misma fuerza hacia la parte de adelante. Golpearán a los ocupantes delanteros y la parte frontal del vehículo. Más grave aún, todos pueden ser despedidos y ejectados fuera del vehículo, hacia una muerte casi segura, aumentando 6 veces las posibilidades de morir.

Por ello, es importantísimo que los niños mayores y los adultos viajen con los cinturones de seguridad ajustados y los niños más pequeños viajen sujetos en sus sillas especiales, las que se fijan al asiento con el cinturón de seguridad del vehículo y con anclajes que traen los vehículos de fábrica. A estos últimos, por estatura y estructura ósea, los cinturones de seguridad del auto solamente, no los protegen adecuadamente.
Y siempre, los menores de 10 años deben viajar, de acuerdo a lo establecido en la Ley Nacional (cada jurisdicción deberá adherir para que sea efectiva), y en la de la Ciudad de Buenos Aires (12 años o estatura menor de 1,50 m), en los asientos traseros y en sus sillas especiales.

Del total de 7.213 muertos en accidentes de tránsito en Argentina (2017)
se estima que el 6 % son niños menores de 9 años.

#Salud #Quemaduras ¿QUÉ DEBEMOS HACER?

• Neutralizar el agente agresor.
• Si la ropa está ardiendo, apagar las llamas con mantas, abrigos, agua, etc.
• Controlar el pulso y la respiración. Si son negativas, iniciar RCP.
• Cortar las ropas sobre la zona quemada. No tratar de quitar la ropa adherida a la quemadura.
• Limpieza con agua fría.
• Tapar con gasas, y practicar vendajes poco voluminosos y no compresivos.
• Tapar al herido con una sábana limpia.
• Tranquilizar al lesionado.
• Trasladar al paciente a un Centro de Unidad de Quemados.

 

#Salud – #Quemaduras – Clasificación por EXTENSIÓN

Es el factor clave que determina la gravedad por su estrecha relación con la perdida de líquidos y el shock. Su valoración es muy importante ya que el pronóstico de un quemado, es directamente proporcional a la superficie de la quemadura.

Esta valoración se realiza mediante la “Regla de los Nueve”. Esta regla asigna los siguientes porcentajes: 9% a la cabeza, 9% a cada una de las extremidades superiores, 18% a la cara anterior del tórax y del abdomen, 18% a la espalda y a las nalgas, 18% a cada una de las extremidades inferiores y 1% al área genital.

Aquellas quemaduras que afecten a una superficie corporal superior al 30% deben considerarse como muy graves.

De igual forma, aquellas quemaduras que aunque tengan una extensión menor, afecten a personas mayores, niños o enfermos, o bien se localicen a nivel de la cara, manos o en el área genital, deben considerarse también muy graves.